Inicio >> Turismo >> Rutas a pie >> RUTA DE LAS IGLESIAS ROMÁNICAS EN VALDEOLEA

RUTA DE LAS IGLESIAS ROMÁNICAS EN VALDEOLEA

IGLESIA ROMÁNICA DE SAN JUAN BAUTISTA

 
Introducción
La iglesia de Mata de Hoz, dedicada a San Juan Bautista, conserva su estructura románica de ábside semicircular y nave única. La portada, ya apuntada, muestra arquivoltas y capiteles de entrelazados de cestería y vegetales. En el alero del ábside destacan los capiteles de águilas y animales afrontados, así como algún canecillo figurado con cabeza de lobo. Los capiteles del arco triunfal son de factura tosca, pero se observan dos figuras que unen sus manos (concordia), pareja de grifos y de leones (epístola) y entre centauro y león (evangelio).
 
Pero su mayor interés son las pinturas murales que se encuentran en el interior del tramo semicircular del presbiterio. A finales del siglo XV se incorporó esta decoración, quizás por el mismo maestro que realizó algunos años antes las de La Loma.
 
La Pintura Mural De Valdeolea
El uso de pintura para decorar el interior de los templos, particularmente el presbiterio, debió ser habitual en Cantabria durante la baja Edad Media. Solamente a partir del siglo XVI, cuando se inicia el desarrollo de la imaginería escultórica y surgen talleres autóctonos de fabricación de retablos, se tapan estas pinturas. Su técnica, muy artesanal y popular, continuará utilizándose, pero con menos intensidad, a lo largo de la época barroca (Santa María de Hito).
 
Se realizan estos murales mediante la técnica del fresco seco al temple, es decir, mezclando los pigmentos de huevo como aglutinante. Preparada la pared con una gruesa capa de enfoscado (revoco con mortero de arena y cal) sobre la piedra y otra enluciendo sobre ella (cal viva), una vez secas, se trazan las siluetas de las figuras con carbón (traspaso del diseño) para luego rellenar de color, repasar los contornos y matizar los detalles. 
 
La paleta de color empleada es bastante reducida, predominando los tonos extraídos de los pigmentos naturales más cercanos (rocas próximas o tierra). De ahí, la ausencia del azul (caro y difícil de conseguir) y el predominio de la gama ocre y rojo.
 
El autor, casi siempre anónimo, pertenece a un taller o a varios muy relacionados, que utiliza el mismo estilo y técnica. Trabaja en la comarca al menos desde 1470 a 1510, aproximadamente, estando muy relacionado con el taller que ejecuta los murales de las iglesias cercanas de Barrio de Santa María, Matamorisca, San Cebrián de Mudá, San Felices de Castillería y Valberzoso, entre otros.
 
Su estilo es arcaizante y tradicional, derivado del románico y del primer estilo lineal gótico, pero incorpora elementos goticistas relacionados con el realismo hispano-flamenco, propios del momento en la pintura castellana. Busca la narración el naturalismo, con el fin de comunicar mejor los sentimientos y la vida de los personajes. El vestuario de las figuras es el propio de su época, remarcando así el realismo de las escenas. 
 
 

San Juan Bautista

En esta iglesia, las pinturas se adecuan al espacio arquitectónico por medio de tres frisos. 
 
El inferior es más alto y amplio que los restantes y está formado por dos escenas separadas por la ventana central. En la escena del lado de la epístola (derecha) se celebra el banquete de Herodes y Salomé, ante quienes se presenta la cabeza del Bautista, destacando la interpretación realista del juglar tañendo una vihuela. En el lado del evangelio (izquierdo) aparece, en un entorno urbano, un personaje (San Juan Bautista) anunciando los amores incestuosos de Herodes y la llegada del Mesías. Al lado contrario de la escena, San Juan es detenido y encarcelado.
 
Las escenas superiores representan escenas del ciclo de la Natividad de Cristo: La Anunciación del arcángel San Gabriel a María, La Visitación a su prima Santa Isabel, La Adoración de los Reyes Magos, El Nacimiento y La Circuncisión. 
 
 

IGLESIA ROMÁNICA DE SANTA MARÍA LA REAL

 
Introducción
La iglesia de Santa María, situada en una pequeña elevación en un bello paraje, debe tener su origen en el siglo IX o X, a juzgar por los enterramientos y las estelas que junto a ella han aparecido. La iglesia actual, con cabecera, espadaña románica (transformada en torre prismática) y portada lateral, se construyó a finales del siglo XII. Su estructura primitiva de ábside semicircular y nave única.
 
Los canecillos del ábside son de buena labra y muy elocuentes, en cuanto a iconografía: ciervo, cigüeña matando a una culebra, contorsionistas, danzantes, hojas de acanto, monjes escribiendo y leyendo, músicos, sirenas,… Son excelentes los capitales de la ventana que representan basilisco, de cuya boca sale un tallo vegetal de acanto, y grifos afrontados. 
 
Los capiteles del arco triunfal (apuntado) son de temática moralizante del triunfo del Bien sobre el Mal: dos parejas de grifos afrontados y contrapuestos (epístola) y grifo dominando a una serpiente y Sansón desquijando al león (evangelio). 
 
 
Pinturas Murales
Se realizaron a principios del siglo XVI, quizás por un discípulo del maestro de La Loma. 
 
En los muros laterales del arco triunfal que da acceso al presbiterio se desarrollan varias figuras, entre las que distinguimos la Misa de San Gregorio (aparición de Cristo al Papa) y San Pablo y San Pedro (atributos).
 
Ya dentro del presbiterio, en el muro de la epístola, escena de la Huída de Egipto, vemos a María, el Niño y San José siendo perseguidos por los soldados y protegidos por un segador; y escena de la Matanza de los Inocentes, desgarradora y patética, con un soldado atravesando a un niño con su espada. En el del evangelio, dos escenas superpuestas, la inferior representa a Santiago a caballo (luchando contra los infieles en la batalla de Clavijo) y la superior el banquete de las Bodas de Caná.
 
La última escena, oculta tras el retablo barroco (veneración a Santa María – siglo XIII), La Natividad y La Epifanía (los tres Reyes Magos).
 
Destacar que estos murales, realizados a principios del siglo XVI (reforma 1503), son mucho más realistas que los de Mata de Hoz y La Loma, por lo avanzado de la cronología.  
 
 

IGLESIA ROMÁNICA DE SANTA OLALLA

 
Introducción
La antigüedad de esta construcción se constata en una inscripción situada al pie del ábside en la que se lee que esta iglesia fue consagrada en el año 1174, corresponde por tanto a una época avanzada del románico, en la que se incorpora el ábside de planta rectangular y la bóveda de cañón apuntado. Esta superficie es la que se encuentra totalmente decorada con pinturas, formando el mejor conjunto de pintura mural gótica en Cantabria, realizado a finales del siglo XV por un autor que trabaja también en le cercana iglesia de Mata de Hoz. 
 
 
Pinturas Murales
Las escenas de la bóveda del presbiterio se distribuyen ordenadamente en frisos separados por líneas rectas de colores granate y negro. Hacen alusión a escenas de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, a santos, San Miguel, San Sebastián (imagen eliminada para abrir una ventana) y Santiago a caballo, así como a la vida de la patrona, Santa Eulalia o Santa Olalla. 
 
En el muro del evangelio aparece, en el friso inferior, Santiago luchando contra los moros (caracterizados por su escudo e indumentaria), a continuación San Miguel alanceando y pisando al demonio y la escena del prendimiento de Santa Olalla. El friso intermedio está ocupado por la Sagrada Cena, muy ingenua y realista, siendo narrado el momento en el que Jesús anuncia que será traicionado por uno de los presentes, pudiendo verse a Judas (a la izquierda de la imagen) tomando un cesto con monedas. En el friso superior tres escenas de la Pasión: el Prendimiento (Judas besa a Jesús), la Flagelación (Cireneo ayuda a Jesús a portar su cruz) y patada de un soldado a Jesús. 
 
En el muro de la epístola observamos, en el friso interior, la Anástasis (el descenso de Cristo a los infiernos), con los castigos del infierno y un arquero (extremo inferior izquierdo). En el friso intermedio la aparición a María Magdalena. En el friso superior tres escenas de la Muerte y Resurrección (el Descendimiento, el Entierro y la Resurrección).
 
En el muro frontal aparecen, en el friso inferior, el juicio y la posterior decapitación de Santa Olalla (se dice que pudo morir quemada). En el friso superior la Crucifixión, con San Juan y la Virgen al pie de la cruz (escena ambientada con el paisaje de Jerusalén a ambos lados).
 
En las enjutas del arco triunfal (cañón apuntado) también había pinturas, las cuales hacían alusión al momento de la Anunciación, con las figuras de San Gabriel y María. 

El Tiempo

Valdeolea, Spain

21/09/2017 - 11:00

Partly cloudyEast-northeast, Light breeze, 6.1 km/h16°C

Precipitación: 0 mm

Presión: 1.0183 bar

 

ENCUENTRANOS EN:

Plaza del Ayuntamiento 1
39410 - Mataporquera
Tlf: 942 77 00 03
Fax: 942 77 00 03
Email: valdeolea@ayuntamientovaldeolea.com

Facebook Valdeolea  Valdeolea Youtube  Twitter Valdeolea  rss valdeolea